SIMPOSIO TÉCNICO DEL INSTITUTO POLITECNICO LOYOLA

DISERTACION SOBRE ENERGIA CONVENCIONAL Y RENOVABLE

 

Por: Luis Héctor Arthur Sosa

Bachiller y Perito en Electricidad Industrial, Instituto Politécnico Loyola, San Cristóbal  (Junio 1957).

Ing. Electricista, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Monterrey, México (Julio 1967)

 

San Cristóbal, 26 abril 2008

 

La energía del mundo en que vivimos empezó con el fuego, la quema de leña, luego se le añadió el carbón mineral, el petróleo, la energía  hidráulica y atómica.

El uso de eso que hemos llamado combustibles, lo hacemos generalmente por combustión que libera el calor almacenado en ellos.   Sabemos que toda combustión deja como residuo cenizas que contaminan nuestro planeta y también Gas Carbónico (CO2), que daña nuestra atmósfera.

Están acabándose, y ante esta perspectiva, ha surgido la imperiosa necesidad de que para mantener el tipo de vida a la que nos hemos acostumbrado, y que es la base del desarrollo, tenemos que encontrar formas seguras, eficientes y perdurables, para sustituirlos

Deseo dejar claro que las energías, como rangos de milicia según la Física Clásica, tienen gradaciones.   Las hay soldados rasos y las hay generales.  También las hay primarias y derivadas o secundarias y renovables o no.

La energía solar tiene rango de general, es la de más alta gradación y la calórica de raso.   En el medio están las demás.  La energía solar es energía electromagnética y cuando choca con cualquier objeto, se transforma libremente en calor  Lo mismo pasa con otras energías como la mecánica, la eléctrica, la química, etc. y por ser la forma común a que se transforman todas las demás, a esta energía se le considera el zafacón de las energías.

Las energías renovables no se auto generan, sino que las fuentes de que provienen son infinitas o demasiado grande y no la podemos acabar.

Entre otras, estas son:

El sol, que dicen durará 5.000 millones de años más y las mareas producidas por la atracción de la luna.

Las secundarias o derivadas del sol:

a)      El Petróleo, gas metano, carbón, son de producción muy dilatada, más de un millón de años,  y tecnología imposibles actualmente de sintetizar.  

a)      Energía del mar o energía azul como se le llama.

b)      La energía hidroeléctrica que se produce de la energía potencial del agua subida y acumulada por las lluvias, cuando la dejamos caer desde ríos y presas en alta, media y baja montaña, se transforma en energía cinética que mueve turbinas, generadores, molinos, etc.; y

c)      Bio-energías: Bosques, leña, cosechas como semillas, caña, soya, trigo, maíz, jojoba, etc., las cuales requieren usar tierra, agua y procesos tecnológicos de corta duración para obtener bio-diesel, etanol, acetonas, trementinas, etc.

 

Como vemos, el Sol es nuestra más importante fuente de energía.  Esta energía al chocar con la tierra se transforma y acumula en calor, al hacerlo con los árboles por fotosíntesis de sus hojas, toma el CO2 de la atmósfera, usa el Carbón (C) para producir su masa, y libera el oxígeno (O2), para que podamos respirar y mantener un equilibrio que evite que nos convirtamos en un invernadero y eventualmente nos calentemos tanto que la vida sea imposible.

 

COMBUSTIBLES

 

Los combustibles eran abundantes y baratos, por lo que nadie se preocupaba mucho de la eficiencia.  El petróleo, es un producto terminado y sólo hay que extraerlo de pozos, como cosechar mangos, plátanos o trigo.

 

Han pasado sólo 242 años, 88,400, días de que la máquina de vapor dio origen a esta revolución en nuestra forma de vida, que desgraciadamente no ha sido pareja, pues unos consumen demasiada energía y otros muy poca.

 

La humanidad creyó que la energía no se iba a acabar, y hoy nos encontramos que estamos con la alacena casi vacía. 

 

Los motores de los carros desperdician el 79% de la energía suministrada, los bombillos incandescentes el 93%, las turbinas entre el 60% a 65%.  Unos calculan que desperdiciamos en general entre el 90% y el 95% de la energía que usamos.  Ahora no sabemos qué hacer, pues la fabricación del petróleo requiere grandes bosques que no tenemos, cataclismos enormes que los sepulten (junto con nosotros) y millones de años para que de material vegetal pase a mineral en forma de gas natural, petróleo y carbón.

 

Como herencia entregada a hijos irresponsables, hemos dilapidado esos recursos energéticos sin racionalidad.

 

Carteles económicos han boicoteado el desarrollo de cualquier otra forma de energía, y ante la escasez de los hidrocarburos que han sido la base de nuestro desarrollo, los precios se encarecen y tienden a convertirse en artículos de lujo inalcanzables, y esto afecta casi todas nuestras demás actividades, incluida la comida.

 

En estos momentos el panorama energético mundial es más o menos así:

 

El petróleo va despareciendo, su horizonte es de 40 a 50 años, cada día más escaso y caro.

 

El gas natural, se espera dure un siglo o algo similar, y cada día se aumenta su consumo, lo que subirá su precio y posiblemente disminuirá su horizonte,

 

El Carbón mineral, el más abundante de todos, tiene unos 8 siglos o más, y se trata de hacerlo cada vez menos contaminante.

 

La Energía Nuclear que depende de los materiales minerales radioactivos, que son elementos  inestables y buscan su estabilidad desintegrándose a estados estables.   Son como rocas que caen de una montaña o agua que se despeña y que no pueden detenerse hasta llegar a un valle, pero si usarse; controlando y domando esa energía desbocada, se estima que durará unos 100 años más.

 

 Las bio-energías son quimeras.  Un pellizquito a la inmensa cantidad de energía que hoy consumimos y derrochamos, y se producen a costa de las tierras y los alimentos para la vida de una población creciente. Con los experimentos que ahora se hacen en algunos países a escala piloto, casi de investigación, han empezado a encarecerlos, por ejemplo el maíz, el trigo y la soya, de una manera criminal.

 

Al gastar los combustibles tan derrochadoramente de forma no sustentable, hemos contaminado la atmósfera de la que respiramos, y modificado su equilibrio por lo que el planeta se está recalentando y como primera consecuencia ya empezamos a experimentar el derretimiento de los hielos polares, temperaturas más calurosas que a su vez acabarán con muchos animales, plantas y quizás humanos, aumentos de tormentas en cantidad y magnitud, subida del nivel del mar sepultando ciudades en la costa baja, y otros fenómenos futuros relacionados y aun indeterminados.   Entre estos, podemos mencionar la preocupación que existe porque al sacar el petróleo de la tierra, queda una oquedad susceptible a derrumbes al no tener la masa de petróleo, ese aceite denso que la estabilizaba y que algunos correlaciona con el  incrementando los terremotos y temblores de tierra.

 

 Dicen que sólo Brasil tumbará la mitad de la selva amazónica que aún le queda para producir biocombustibles. Luce una locura.

 

La humanidad se ha comportado irresponsablemente.  Con nuestra borrachera energética sin metas, ni planes, ni control, hemos desestabilizado la atmósfera y contaminado el mundo en que vivimos, y para nuestra mala suerte es el único que tenemos. 

 

TIPOS DE ENERGIA

Fuera de estas energías que llamamos convencionales como las del Petróleo, el Carbón, el gas, etc. de las que hemos hablado ya, que tienden a acabarse sin que podamos de nuevo reconstituirlas, existe otra, que le dio origen a éstas en tiempos remotos, y que cada día se nos presenta en abundancia, sin que le hagamos mucho caso.

 

Para mí son tres las principales energías primarias son: Solar, Atómica, química  y Marina en cuanto a mareas producidas por la atracción lunar.

Las demás, incluidas las convencionales, son derivadas de la energía solar que nos llega y ha llegado durante milenios.

La leña, el carbón, los hidrocarburos, los vientos, las corrientes marinas, etc. todas son derivadas de la energía solar, que fue acumulada en relativamente pequeñas cantidades, quizás para entrenarnos en estas nuevas lides, y como un aperitivo para ayudar en el despertar del hambre.

 

 

ENERGIA RENOVABLES

Repito son energías renovables todas aquellas a las que el hombre pueda usar de procesos naturales cortos y cíclicos, y que cada día se presentan sin que puedan acabarse a corto o mediano plazos.

La energía solar, los vientos, los bosques y las cosechas, el agua de lluvia, las corrientes marinas y mareas son ejemplos de energías, llamadas verdes y azules. 

 

Su principal problema es que en su mayoría son energías estadísticas, esporádicas, no predecibles y por tanto no son confiables para un suministro estable como el que estamos acostumbrados y necesitamos.

 

 

ENERGÍA SOLAR

 

Dios, que sabe muchísimo más que nosotros, nos ofrece una cuota energética inacabable de energía solar.  Diariamente nos regala una inmensa cantidad.  La que nos da hoy si no se usa se pierde.  Mañana nos dará igual cantidad.  Además nos la ofrece pareja para todos, sin discriminación, para que cada quien, habitante de la tierra, tenga la suya, sin que nadie la pueda acaparar.

 

Para que se tenga una idea de magnitud, la energía solar que nos llega es 25,000 veces mayor que toda la energía usada actualmente en la tierra para cualquier uso.  En otras palabras, cada DIA el sol nos regala 68 veces más que la usada en todo UN AÑO por todos los países y todas las personas. En sólo 22 minutos de sol, podríamos satisfacer el mundo con la energía de un año, aun con los derroches que tenemos, si la eficiencia de captación fuera 100%. Si fuera solo en  una 20% necesitaremos una hora. Pensar que República Dominicana con sólo unos 5 o 10 minutos de ese sol que Dios nos regaló en demasía, podríamos satisfacer nuestras precariedades de UN AÑO”.

 

Vivimos ahogados en energía que no sabemos usar a plenitud.

 

Existen dos formas de producir energía eléctrica a partir del sol. La típica de evaporar agua, producir vapor y usar turbinas convencionales; y la de uso de celdas fotovoltaicas arreglados en paneles que directamente convierten el sol en electricidad. 

 

Este último sistema es más sencillo y se han desarrollado múltiples tipos, según los materiales usados y el espectro de onda que convierten en energía.

 

La eficiencia normal actual es de 10%, lo que significa 100 vatios por cada metro cuadrado de paneles, cuando el sol incide perpendicularmente sobre ellos.  La NASA usa paneles especiales de 30% de eficiencia para la energía de sus satélites y la Estación Espacial, pero si las anteriores son costosas, estas son prohibitivas.

 

Hay principalmente dos formas de arreglo de estos paneles en relación con la traslación del sol: la fija y la móvil que sigue el trayecto de éste en el firmamento. 

Se pueden colocar sobre una superficie plana mirando hacia arriba e inclinadas de sur a norte los mismos grados que la latitud del lugar de ubicación.   Generarán lo máximo solo entre las once y la una o dos de la tarde, cuanto el sol este directamente sobre ellos.  Es la más simple pero se pierde casi cerca del 40% de lo que podría generar.

 

La segunda es colocar y distribuir los paneles en una parábola que va girando junto al sol desde del este hasta el oeste y en la noche se devuelve para esperar en el este el sol del otro día.   La inclinación hacia el sur en nuestro caso es de 19 a 20 grados, igual que el anterior.   Este sistema se complica por el sistema eléctrico de seguimiento sincronizado y el peso de todo aquello.

 

Una tercera solución es hacer la parábola igual que en el caso anterior, pero en vez de llenarla de paneles caros y que eventualmente se dañan, poner espejos baratos que concentren los rayos del sol al foco de la parábola.   Digamos que concentramos 200 a 1, esto es por ejemplo 200 espejos de 1/2 metro cuadrado y en el foco ponemos un panel especial fotovoltaico de sólo ½ metro cuadrado.

Los costos se reducen aunque la tecnología se complica porque al concentrar la energía también se concentra el calor 200 veces, como cuando usamos un vidrio de aumento (lupa) para encender papel, por tanto hay que enfríalo o se funde, pudiendo usarse este calor residual para evaporar agua en un ciclo combinado, o como simple calentador de agua para uso domestico o comercial.  Son celdas diferentes, de material distinto y se alega que la eficiencia puede llegar hasta el 40%.   ¡Como vemos tecnológicamente hay solución al problema energético….!

 

Otro arreglo similar utiliza esta misma idea de parábolas y espejos de un área de 25 m2 cada una y en vez de poner un panel fotovoltaico en el foco, ponen un motor Stirling de 30 Kw acoplado a un generador eléctrico.  Dicen que esta será la forma de generar energía en el futuro.

 

El Motor Stirling fue inventado en 1816 por Robert Stirling, cura escocés. El objetivo era tener un motor menos peligroso que la máquina de vapor.

El principio de funcionamiento es el trabajo hecho por la expansión y contracción de un gas (normalmente helio, hidrógeno, nitrógeno o simplemente aire) al ser obligado a seguir un ciclo cerrado de enfriamiento en un foco frío, con lo cual se contrae, y de calentamiento en un foco caliente, con lo cual se expande. Es decir, es necesaria la presencia de una diferencia de temperaturas entre dos focos y se trata de un motor térmico. (Wikipedia)

 

Estas soluciones se postergan porque los carteles económicos del petróleo como ya dije, han boicoteado y retrasado el desarrollo masivo de tecnologías para el uso de la energía solar, los precios son aún muy altos comparados con los convencionales y los gobiernos ciegos e incapaces, se lo han permitido, dificultando, poniendo zancadillas, haciendo leyes tardías e incompletas y no divulgando, promoviendo e incentivando el uso masivo y estratégico de la misma, energía que no contamina.  En nuestro caso después de 12 años tenemos ley, pero no reglamento, por problemas de transparencia.

 

Estamos acabando con nuestro mundo, con sus recursos de hidrocarburos que serían más útiles en petroquímica; nos sentimos sin un futuro claro y con una real posibilidad de volver a tener que trabajar como antes.

 

Pocos sobrevivirían a tan dura prueba, pues ya nos hemos vuelto flojos, cómodos, dependientes, de todo nos quejamos y le huimos al trabajo físico, duro, extenuante y constante.

 

 

ENERGIA HIDROELECTRICA

 

Todos la conocemos.  El agua de lluvia producto de la energía solar que mueve el vapor de agua junto a  los aires de nuestra atmósfera, al condensarse cae sobre la tierra, y al infiltrarse y desaguar hacia el mar crea los ríos permanentes con sus variaciones estacionales que van bajando el agua desde lo alto.   Hacemos centrales hidroeléctricas de alta, mediana y baja montaña, y con la energía potencial de esa agua que cae generamos electricidad.

 

Es un ciclo no contaminante, ni para el agua ni para la atmósfera, que conocemos mucho y es una energía renovable, que la hemos convertido en no esporádica, constante y confiable, al ponerles presas de acumulación y acopio que nos permiten un uso seguro y controlado.

 

 

ENERGIA MARINA

 

La naturaleza no sólo nos brinda la Energía solar masivamente, sino que nos enseña que se puede hacer reserva de ella.   Así, esta energía intermitente, que recibimos sólo de día, y que debido a las nubes y lluvia, está disponible menos de 12 horas a nivel del suelo, la naturaleza la almacena parte en tierra y en el mar.   El mar, que es una masa continua de agua que ocupa el 75% de la superficie de nuestro planeta, se comporta en realidad como un inmenso panel solar recogiendo y almacenando calor, y creando corrientes que la difunden y la llevan hasta los polos, desde donde viene agua fría a refrescar los trópicos, produciéndose un movimiento de masas inmensas de agua, y además, creando un gradiente de temperatura entre la superficie y el fondo del mar, debido a la forma natural que aprendimos en física, de cómo el agua transmite el calor, que es principalmente por convección.  La caliente sube y la fría baja.

 

Ambos tipos de energía almacenada se pueden utilizar, no sin ciertas dificultades, pues estamos hablando de un mar que no siempre es pacífico, y hay que trabajar bajo la superficie, en agua salada que es muy buena conductora de la electricidad.

 

Un sistema eólico, compuesto de su hélice y su generador eléctrico convenientemente impermeabilizado contra el agua salada, generaría en una corriente marina de 5 nudos, en el orden de 830 veces más que en la superficie con un viento de igual magnitud, ya que la masa del agua es 830 veces más densa que la del aire.

Si en vez de sumergirnos muchos metros bajo el mar, nos inclinamos a trabajar en la superficie como barco, podríamos usar una serie de artefactos ingeniosos, en la costa o más alejado de esta, para que el subir y bajar de las olas y de las mareas, nos bombee agua o nos comprima aire, con el cual generar electricidad de modo convencional.

 

En cuanto al uso del gradiente de temperatura que ya les mencioné anteriormente, que es la diferencia de temperatura entre la superficie y el fondo o cerca de él, se conoce como sistema OTEC.   Usando Freón o GLP se hace un sistema similar al ciclo de una caldera, donde con el agua de la superficie (a 25º C) hierve y se gasifica y con el agua del fondo (5º C) se condensa.  Ese gas se inyecta por toberas a una turbina y se genera electricidad de forma convencional.

Se está desarrollando en estos momentos un sistema electrónico de diodos entre dos placas metálicas, que con temperaturas diferentes en cada cara genera directamente electricidad.  Esto es similar a un termopar, sólo que a temperaturas bajas, casi ambientales.

 

Hay sitios, como en la costa oeste de México, donde hay fumarolas bajo el mar, que expulsan agua caliente, y se puede utilizar para generar vapor de agua, cuando su temperatura es de 200º C o más, y también para desalinizar agua a muy bajo costo.

 

 

ENERGIA EÓLICA

 

La Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos de América, (USAID) hace unos 10 años hizo un estudio eólico en el país.

En diferentes sitios y con equipos medidores que guardan los datos y a una altura de sólo 25m, creó el “Atlas de Vientos de la República Dominicana”, que cualquiera puede consultar en Internet.  Es nuestro petróleo y mejor que éste.

Es un estudio preliminar que nosotros deberíamos haber mejorado, pues define y cuantifica parte de nuestros recursos energéticos, pero eso no ha estado en agenda política.  No luce importante y ahora se desperdicia con vocación de regalarse.

Basado en los datos de este estudio como regalo del Norte, sabemos que el país no es un emporio en recursos eólicos.   Que los vientos no son constantes, variando grandemente en las 24 horas, y las estaciones del año, pero su potencial comercial estimado (estadístico) es de 10,000 Mw, generando unos 24,000 Gwh anuales, destacándose tres áreas principales, las cuales son: desde Barahona hasta Pedernales incluyendo la Isla Beata; Puerto Plata y Montecristi.

También nos dice el Atlas que hay muchos otros sitios importantes que servirían para desarrollo de proyectos rurales y domésticos, elevando la cifra anterior tres veces, hasta 30,000 Mw generando al año unos 59,000 Gwh.

Calculando el “Factor de Uso” de estas instalaciones, encontramos que es entre el 23% y 27%.  Esto es, no habrá suficiente viento entre el 73% y el 77% del tiempo, lo cual es característico de nuestros vientos cambiantes y estacionales como ya dije, por eso son energías intermitentes. Factor de Uso es la relación de lo realmente obtenido entre el máximo teórico.

Si hiciéramos la prospección (mediciones), no a 25 m de altura, sino como en Europa y EE.UU. a 100, 200 y hasta 300m, necesariamente encontraríamos más viento y más continuidad del mismo, pues al carecer de árboles, montañas y otros obstáculos, su flujo es más estable (laminar)  Pienso que quizás podríamos hasta duplicar las cifras preliminares de generación y Factor de Uso.

Todos conocemos los generadores eólicos y los molinos de viento, para generar electricidad y sacar y subir agua de pozos o ríos. Actualmente los hay hasta de 5 Mw, pero hay quienes aconsejan en vez de ponerles generadores eléctricos ponerles compresores y almacenar aire, como paso intermedio, y así cambiar una energía esporádica en una firme y confiable. 

República Dominicana es signataria del Tratado de Kioto, y está comprometida a tener para el 2010 el 10% de energía de fuentes no contaminantes, y ahora resulta que los tratados internacionales están a nivel de mandatos constitucionales y por encima de las leyes, y no cumplirlos es violar la Constitución.  Faltan 2 años sin que hayamos avanzado nada.

El carbón es sumamente contaminante y el Artículo 175 del Tratado de Kyoto contempla multas internacionales para quien ensucie el aire de todos.    Podría filtrarse de impurezas y cenizas, que aunque caro es tecnología conocida, sin embargo el CO2, producto de toda combustión, no es fácilmente eliminable, y precisamente de eso habla el Art. 175.  La BBC nos trae la noticia que en Alemania están tratando de desarrollar y probar un proceso para quemar el carbón en oxigeno casi puro, eliminar y aprovechar el hidrógeno y reducir sustancialmente el CO2.

 Es bueno recordar que nuestra demanda actual sin apagones es de unos 2,200 a 2,400 Mw y una generación de unos 14,000 Gwh al año.

La Comisión Nacional de Energía debería empezar a actuar diligente y patrióticamente en asesoramiento, estudios e incentivos.  Y dejar que la iniciativa privada, preferiblemente nacional, haga el desarrollo sin querer imponerles cepos como quiere la CDEEE, que sin ser Distribuidora, exige ser la única  compradora de esa energía, lo cual viola la Ley y reparte el precio de producción graciosamente.

Para como se presenta el problema energético, la Comisión de Energía tiene la vocación de convertirse en una Secretaria muy importante y debería hacer el trabajo que le manda su ley orgánica, sin politiquerías.

 

ENERGIA ATOMICA

Nosotros no tenemos uranio ni materiales radioactivos y para usar esta energía tendríamos que depender de los que concentran y producen “barras” para estos fines.  Dada nuestra capacidad tecnológica, nuestras leyes y la forma como actuamos, sin rigor ni disciplina, estas plantas tendrían que ser manejadas por extranjeros, si es que algún día exploramos estos materiales energéticos.  Todos saben que la radiación mata y cualquier escape sería catastrófico, amén del problema de disponer de los desechos radioactivos, con los cuales se fabrican bombas atómicas de las llamadas “sucias”.   Muchos países están parando y descontinuando las plantas existentes en su territorio y Alemania es un buen ejemplo de este proceso.

 

ENERGIA COSECHABLES

Somos una isla y no tenemos casi tierra para sembrar bosques para leña, caña o maíz o soya  para etanol, oleaginosas para bio-diesel, y con la poca que podamos sembrar sólo vamos a darle un pellizquito a la solución de este problema.

Los alimentos, sobre todo los granos, han tenido un incremento de precio increíble, debido a que Estados Unidos y otros países están destinando muchos miles de toneladas para producir combustibles, creando más hambruna en el tercer mundo, cuyos habitantes protestan.  Tenemos a nuestro vecino Haití, nuestra espada de Damocles, donde están haciendo grandes protestas, pues es antinatural e irresponsable mantener tanques de vehículos llenos, vaciando más los estómagos de los hambrientos, que cada día estarán más desesperados.

Se comenta que en Brasil, con grandes reservas de petróleo y descubriendo nuevos mega pozos, van a tumbar la mitad de la selva amazónica para fines de siembra de combustibles.

Están en su derecho, pero luce demasiado irresponsable, pues actualmente esa selva fija una cantidad inmensa de CO2 y es como el último pulmón del mundo para la producción de oxigeno, indispensable para la vida.

Solo tierra sin vocación agrícola, debería usarse para estos fines.

 

ENERGIAS GEOTÉRMICAS

La energía Geotérmica, que se obtiene del dominio de las fumarolas y el agua caliente de origen volcánico, aquí no está ampliamente disponibles, aunque hay en apariencia ciertos puntos promisorios donde brota agua caliente azufrosa.   Es una energía muy contaminante pues estas aguas vienen, además de azufre que es predominante, con muchos minerales disueltos, que dañan sus alrededores.

 

HIDRÓGENO

Mucho se habla de este elemento y hasta se dice que es la energía del futuro.  La dificultad es que no existe libre y para obtenerlo hay que aplicarle mucha energía para separar el hidrogeno del agua, y luego aplicarlos a procesos ineficientes; sale más cara la sal que el chivo, excepto que usemos energía del sol, el viento y el mar, abundantes como hemos visto, para aislarlo y usarlo.

 

FUSION NUCLEAR

Diferente a la Fisión, que es el rompimiento del átomo, que produce calor con lo que generamos y hacemos bombas, la fusión es el proceso estelar con que nuestro sol produce su energía la que nos llega cada día.  Un átomo de tritio (isotopo radioactivo de 1 hidrógeno y dos neutrones) se funde con otro de Deuterio (isotopo de 2 hidrógenos) y se convierte en Helio, cuya masa final es inferior a la de sus componentes, y la diferencia se convierte en energía siguiendo la ley de Einstein de E=MC2, energía inacabable para nuestros fines, que aun no se puede reproducir  sustentable y comercialmente en la tierra.

RESUMEN

Ha sido la evolución del uso de la energía lo que nos permite vivir en la forma como hoy lo hacemos.

 

Vamos a pensar por un momento, que esto ha sido un sueño, que en un mañana próximo vamos a despertar y volver a ser lo que éramos a mediados del Siglo 18.

 

Que la única fuerza que existe a nuestro alcance es la nuestra, la de las bestias domesticadas, la del viento y la caída de agua para moliendas.  Que tendremos que seguir arando, sembrando, cosechando y cocinando como antes, trasportándonos a pie, en bicicleta  o animales y edificando con el esfuerzo diario de miles de nosotros, mal pagados.  Sin comunicaciones.

 

Sería un despertar en pesadilla.  ¿Cuántos de nosotros estaríamos preparados para poder llevar esa vida dura, exigente y desgastante, de antes de este sueño de 250 años, desde el descubrimiento de la máquina de vapor?    Creo que pocos resistirían tan duras condiciones y un retroceso tan grande.

 

Muchos de ustedes se reirán y dirían que eso es imposible, ¡pero no lo es!   Cada uno de nosotros es responsable en última instancia de su vida, y si se ha descuidado o ha abandonado esta responsabilidad dejándola en manos de otros, que como vemos no han tenido la visión amplia para ver el problema, ser prudentes y adelantarse a los acontecimientos.  Han sido complacientes y hedonistas.

 

Nuestro país, igual que la mayoría en el concierto de naciones, ha sido poco diligente en tener la energía suficiente y suministrarla adecuadamente, aun la convencional.

 

Necesitamos bombas de agua, cisternas y pozos para resolver nuestro problema de agua.  Requerimos inversores y plantas eléctricas para completar el suministro inadecuado que recibimos, con el consumo de combustible fósil y caro,  Y no todos pueden, la mayoría, viven más inadecuadamente.

 

En el concierto de naciones es igual.  Unos pocos países consumen el 65% de la energía  mientras el grueso recibe sólo el 35%.

 

Ya pasamos el ápice de la curva de producción de hidrocarburos.  Para el 2030 se estiman faltarán 13 millones diarios de barriles de petróleo y gas.  Para fines del 2007 se estimaba el precio del petróleo en US$95 el barril.  Ustedes han visto que en este mes, abril de 2008, ha llegado hasta US$118.00.

 

 

RECOMENDACIONES

 

La primera es ahorrar, racionalizar el uso y hacer los procesos más eficientes.

Vehículos más pequeños, aislamiento en edificaciones, aires acondicionados mejor operados, tener un acueducto que no necesite bombas domesticas, un sistema eléctrico que no requiera inversores ni baterías, bombillas de bajo consumo y tarifas competitivas.

 

Las energías alternativas son caras, esporádicas pero no contaminantes y están disponibles,  Pero mientras no se encuentre la forma de disminuirle sus costos, que vendrá con la producción masiva, y hacerlas confiables y continuas, este sector va a estar en manos de los gobiernos, que se ven muy lentos en adoptarlas, promoverla e incentivarlas.

 

Hemos planteado que la energía solar o sus derivadas, la energía eólica y marina tienen la solución mundial a la crisis de energía con la ventaja de que no son contaminantes, y son para los fines prácticos, eternas.

 

La tarea de hacerlas confiables está en almacenarlas, como almacenamos aguas en nuestras cisternas, y yo en estos momentos escogería del menú que se nos presenta, principalmente tres formas: Subir agua a presas para convenientemente turbinarlas; comprimir aire y almacenarlo en las cuencas vacías que quedan de la extracción del petróleo y gas, o en cuevas en la minas de sal o en globos inflables anclados bajo el mar o lagos profundos; o mediante la producción de hidrógeno, más difícil de almacenar, pero que se puede hacer igual que con el aire comprimido, con la salvedad que este combustible es explosivo mientras que el aire comprimido no.   Estos son procesos sustentables y reversibles, que no contaminan ni dañan y cambian energías esporádicas en energías continuas y confiables.

 

Necesitamos además hacer conciencia, que nuestro país es rico en las tres energías básicas, sol, viento y mar, ¡muy rico!, y que esas son nuestras reservas nacionales, al igual que el petróleo de Venezuela, México o el Medio Oriente y que no debemos regalarlas al primero que llegue.   Todo el que la use para generación comercial debe pagar por su uso como se paga por el petróleo que mueve nuestras turbinas,   Esta visión es novedosa y la he planteado varias veces, sin que hasta ahora nadie me haya hecho caso.  Aquí queda la semilla.

 

Hoy Ecuador está modificando su Constitución y pretende elevar el “Derecho a la Naturaleza”, otra novedad, al igual rango que ya tiene los “Derechos Humanos”, para tratar de evitar el crimen ecológico que a diario producimos a nuestro único planeta.  Quizás ellos sean primero en querer proteger su patrimonio y la naturaleza.

 

Nuestro país depende de ustedes, jóvenes, que van a tener una vida muy difícil.  Sean creativos, firmes, disciplinados, austeros, que somos una islita ¡inmensamente rica!

A 5 millas de ¨Puerto Plata pasa la corriente del golfo, masas inmensas de agua moviéndose, con temperaturas en el fondo de 5 oC.  Esto es una joya y un regalo que ya lo quisieran otros y nos lo quieren quitar y posiblemente los políticos lo regalen por una suculenta o mísera mordida.  ¡No lo permitamos! 

 

El Central Romana en Costa Sur, vende sus terrenos a 99 años, cuando regresan con sus mejoras a su propiedad.  Nosotros vendemos nuestras costas y mejores playas “at perpetuam”.  Poco a poco seremos extranjeros en nuestra tierra.

 

No la regalemos ni la vendamos nuestras fuentes y reservas energéticas por baratijas.  Imitemos a Duarte no a Santana.

 

Muchas gracias.