COMPENDIO SOBRE EL AGUA

 

Este es un compendio de 11 artículo periodísticos publicados en “7dias.com.do”, diario digital Dominicano, entre las fechas del 1 de mayo al 3 de Julio del 2016, correspondientes al título genérico de “Sin temor…   Ni Favor” con que escribo.

Se han corregido faltas y tratado de aclarar algunos puntos haciéndolos más obvios y lo presentamos como conjunto para que pueda ser leído con una idea de estructura, sin que al paso de cada semana se pierda algún contenido leído pero olvidado, manteniendo aun las repeticiones que pueden en algún caso resultar molestas a alguien, pero que por respeto a su origen consideré necesarias dejar.

Esperamos le sirva a alguien para algo y lo reciba con el mismo amor que se los entrego.  Gracias.

El autor.

 

 

El agua

 

®1 No creo que en este mundo exista alquien que no haya estado en contacto con el agua.  Esa agua que los anuncios radiales nos pedían que no la desperdiciáramos, porque “el agua era vida”.

Cuántos habrá que habiéndola tenido cerca todo el tiempo, sabiendo que es indispensable para la vida, que la superficie del mundo esta cubierta en un 70% de agua a groso modo, igual que está compuesto nuestro cuerpo, realmente la valoran y la cuidan y cuántos no.

Debido a ese hecho incontrovertible de que tantos ignoramos la mayoría acerca de ella, me estoy interesando en estudiar e investigar lo más que pueda al respecto para ofertarles uno o varios artículos sobre este elemento, que para algunos no es más que algo que siempre ha visto y que estará a su alrededor para siempre, que nunca se acabará, ni se deteriorará.    Puede que ahora se interese en ella que será conocimiento vital.

Para un químico es un compuesto de dos gases, oxígeno e hidrógeno, para un ingeniero hidraúlico es algo necesario de almacenar y transportar, para un ambientalista y sanitario, tiene que tener ciertas caracteristicas de sanidad, para un médico es un líquido que debe formar parte del cuerpo y que sin él a pocos dias mueres, por eso una de las primeras cosas que mira al examinar a un paciente es si está o no deshidratado.

A despecho de todo esto, la mayoria de nosotros no conocemos casi nada del agua, ni sus caracteristicas increíbles, ni sabemos de los nuevos y fantásticos descubrimientos.

Trataremos de ser capaces de transmitir lo que sabemos y aprendamos, pues un problema un uso deficiente y no operativo del cerebro, que contiene de ella el 90% en su masa, es su carencia.

 

 

®2 No soy experto en este tema del agua, por tanto todo lo que digo, salvo algunas experiencias quizás sin importancia, son producto de los trabajos de otros, a los que les encuentro ciencia y lógica, y les copio.  Unos son trabajos científicamente demostrados y aceptados; otros son solo hipótesis en vías de demostración, a veces especulaciones sin las cuales la ciencia no avanzaría.  Trataré de citar sus autores, pero en artículos periodistiscos, distinto a investigaciones cientificas y libros, no es común citar demasiadas bibliografías pues nadie las lee, ni los medios las quieren publicar porque toma espacios necesarios.

Conocí el agua mientras me formaba y de una especie de renacuajo llamado feto y en 9 meses me hacía gente.  Vivía inmerso en el líquido amniótico de mi madre, que es 98% a 99% agua, lo demás 1% o 2% es alimento, hormonas, virus, protección contra infecciones, y todo lo necesario para soportar la creación de una vida, y esta bolsa de líquido además nos protege mecánicamente de golpes y apachurramientos.  Es de color claro y olor parecido al Hipoclorito de Sodio.

(http://es.slideshare.net/joseolmedomd/fisiologa-del-lquido-amnitico )

Dato curioso: Las caracteristicas individual del agua del lugar donde nacemos permanece con nosotros toda la vida, no importa donde vayamos.

Claro, no recuerdo, como nadie, ese primer encuentro ya como ser vivo en gestación.  Nacimos.  A medida que fuimos creciendo el agua era algo común: en el baño, en la leche materna o el biberón, y con el tiempo fue algo normal que fuimos fijando e identificando en nuestro aprendizaje como parte del medio, como algo que ahí estaba.  Con el tiempo la encontrábamos en todas partes: En la lluvia, en recipientes en la casa y por todos lados, en el grifo cuando teniamos esa posibilidad, en charcos, rios y luego de más grandecitos en el mar, ese deposito inmenso que nos apabullaba con su grandeza, su movimiento, su olor, su canto, la vida que en él se desarrollaba, y su salinidad, distinta al agua que tomábamos a la que llamabamos agua dulce.

En estos casi 80 años de vida y sin darle mayor importancia a lo obvio, pues habíamos nacido a pocas cuadras de sus riberas, aprendimos que ciertamente el agua de mar es salada, sabía como la sangre cuando nos cortábamos, que tiene olas espumosas que nos revolocaban en la playa, que teníamos que cuidarnos no solo de sus corrientes y embates, sino también de su peces depredadores, de sus mareas y sus enojos cuando venían tormentas y sabíamos asustarnos mucho cuando al tragar un buche de agua por juegos con otros niños u olas, se nos hacía una burbuja en la garganta y no podíamos respirar.  Supimos que sus aguas saladas curaban, limpiaban las vías respiratorias y la piel, y que el mar nunca nos enfermaba no importa la aglometración de bañistas, sanos o enfermos, que hubiera.

Eventualmente conocimos rios, manantiales, represas, pozos, lagunas, etc. de aguas llamadas dulces, unas más cargadas de minerales que otras, pero todas mineralizadas.

Antiguamente los asentamientos humanos se hacían a orillas de rios de aguas limpias, de donde se buscaba en cántaros.  Tambien se hacían pozos en los patios de las casas para con soga y cuba sacarla para las necesidades diarias del hogar que eran muchas: beber, cocinar los alimentos, asearnos el cuerpo, lavar la ropa, los trastes y los pisos, regar las hortalizas, jardines, matas, etc. y también encargarla de transportar nuestros desperdicios corporales, convirtiéndola en las hoy llamadas aguas negras.

Desde temprano y sin darnos mucha cuenta nos fue obvio que el agua era totalmente necesaria para la vida animal y vegetal.  Que nadie podía pasar más de poquitos dias sin tomar agua, y que ésta se contaminaba facilmente y nos enfermaba convirtiéndose de nuestra mejor amiga y aliada en nuestra peor enemiga.

En la vida muchas diarreas, dolores de panza y estómago, infecciones. hemos tenido que pasar y lo triste es que aunque todo esto ha ejorado grandemente, las infecciones intestinales en sus múltiples manifestaciones siguen siendo una de las primeras causas de muerte hoy en día, sobre todo de niños y viejos, pues los bebés e infantes aun no desarrollan ni cuentan con un sistema inmunológico eficaz que los defienda, y el tomar antibióticos por la enfermedad que sea, solución actual más socorrida, degrada igualmente al sistema inmunológico que se tiene para combatir los patógenos que nos dañan.  Por desgracia no son medicamentos selectivos sino generalistas, y matan todo ser vivo que encuentran, sean estos buenos o malos.

La solución médica actual es algo similar a bombardear y destruir un pueblo con todos sus habitantes, incluidos policías buenos, todo para eliminar unos maleantes y asesinos que ahí se esconden.  Es lógico que haya consecuencias.

Desde que yo nací hasta la fecha, la expectativa de vida ha aumentado considerablemente, y esto se debe según los expertos casi exclusivamente a la precipitación y filtración de los solidos y basura en suspensión en el agua y a su purificado de patogenos, generalmente con el uso de cloro, que fue el invento maravilloso.  Así las aguas que tomamos, con la que cocinamos y nos aseamos, tienen vocación de ser limpias y puras, o así deberían serlo.  Esto se llama “Salud Pública”.  Todo lo demás que se dice muchas veces al respecto, son mitos de conveniencia y solo han ayudado en menores porcentajes.

La paz, la ciencia y la conciencia son otros de los factores de salubridad.

Un agua pura, sana, mineralizada y “viva”y es el primero de muchos factores de sustento de nuestras vidas sanas.

 

 

®3 El agua es un elemento esencial para la vida.  Su composición química de 2 moléculas de hidrógeno separadas 105º (ángulo que es variable de 104.5º a 109º) y una de oxígeno, le dan un connotación muy especial y la hacen una molécula polar, que atrae a otros elementos de la Tabla de Elementos Periódicos de Mendéleyev, confiriéndole una importante y especial capacidad de disolver una gran cantidad de ellos (84), por lo que se le ha llamado el “disolvente universal”, aunque los aceites y las grasas se escapan de ser disueltos. Sin embargo la naturaleza es tan sabia que las grasas de la leche materna necesarias para la vida infante, si se disuelve debido a una proteína gelificarte que la madre produce.

El agua pura es aislante de la electricidad, por eso al llover no hay cortocircuitos en las redes eléctricas en los postes, limpia y lava los aisladores y es muy activa con el medio ambiente.  Al agua no le gusta estar pura sino aliada con otros elementos, generalmente en forma de sales, por eso cuando está pura es súper-activa.

Forma en su masa con otras moléculas de agua una especie de red o “clusters” invisibles, donde atrapa los componentes que a simple vista desparecen, hasta que llega a su máxima capacidad disolutiva y se satura.

Igual que no hay dos huellas digitales iguales, tampoco existe dos cristales de agua ni de nieve iguales.

El japonés Dr. Masaru Emoto, fallecido el 17 Octubre 2014 a los 67 años, publicó miles de fotos de cristales de gotas de agua congeladas de los sitios más diversos del planeta, como la encontraba y luego de sometidas a múltiples energías, como frecuencias, ondas sónica y palabras amables, y comprobó que los cristales correspondientes eran distintos según el tipo de energía positiva o negativa recibida.  Los cristales que se formaban reflejaban la esencia de la energía recibida.  Descubrió que con energía positiva o palabras amables, música clásica, amor los cristales producidos como retrato del agua, eran armónicos y simétricos y en cambio caóticos con palabras negativas o desagradables, música ruidosa, odio y otras similares.

Esto sugiere algo increíble, que el agua tiene “memoria” y recuerda tratos, conductas, elementos y energías que estuvieron en contacto con ella y que tiene enorme capacidad de modificarse.

Actualmente el Científico ganador del premio Novel Luc Montaner, está enfrascado en encontrar la verdad.  Es como si el agua tuviese alma, sentimiento y memoria.  Algunos dice que es como si el agua no fuera un elemento, sino un “ser”.

El agua es como un gran misterio, y poco a poco nos comienza a develar secretos increíbles que han estado ahí desde antes que mostros viniéramos a este mundo, en algo que hemos tenido siempre, y que suponíamos conocer.  Ahora resulta que el agua no es solo agua sino una total desconocida.

El agua la podemos encontrar en los tres estados: líquida, sólida y gaseosa y ya se habla de un cuarto estado del que hablaremos luego.

Se afirma que el agua además de ser esencial para la vida en el planeta, posee cualidades sanadoras sobre todo cuando está cargada de energía positiva e intencionada.

En nuestro mundo el agua es un elemento muy abundante, se dice que su cantidad no ha variado desde la creación del planeta, solo cambia de sitio y se daña, la mayoría de las veces por la acción desconsiderada del hombre:

“Se calcula que el total de agua que hay en el planeta (contando agua dulce y salada, líquida y sólida en forma de hielo en los polos, la que está en la superficie y la que se esconde debajo de tierra) es de 1.400 millones de km³ de agua.  Si tenemos en cuenta que 1 km³ son mil millones de m³, nos aparece un número que incluso es demasiado grande para ser pensado.

Esta agua está distribuida en una fina capa que, en su punto más profundo –las Marianas, una fosa marina que se encuentra en el océano Pacífico– llega a los 11.000 metros (11 km) de profundidad, que teniendo en cuenta que el radio de la Tierra es de más de 6.000 km, no es mucho.

Jacques Cousteau, el famoso oceanógrafo francés, tenía una forma muy gráfica de explicar cómo de fina es esta capa de once quilómetros. Decía que si cogiéramos una bola de billar y la sumergiéramos en un cubo de agua para acto seguido secarla con un trapo, la película de humedad que quedaría en la superficie de la bola sería, proporcionalmente, bastante superior a la cantidad de agua que hay en el planeta. Aún así, esta capa tan fina ocupa el 71% de la superficie terrestre, es decir, que la mayor parte de la Tierra está cubierta de agua.

Esta cantidad de agua se ha mantenido invariable desde que se creó hace 4.500 millones de años, y como que no se destruye la que existe ni se crea de nueva, la cantidad seguirá siendo la misma. Lo que cambia, ya sea por causas naturales o por la acción del hombre, es el estado de esta agua y su distribución.

¿De esta agua, cuanta podemos aprovechar?

Sólo un 2,5% de toda el agua tiene una salinidad lo suficientemente baja como para considerarla agua dulce. Teniendo en cuenta que la mayor parte de los ecosistemas terrestres y de todas sus especies (el hombre entre ellas) necesitan este tipo de agua para vivir, podemos empezar a pensar que, aunque no sea un recurso escaso, sí que es un recurso limitado.

De este 2.5% de agua dulce del que hablábamos, el 79% se encuentra concentrado en los polos en forma de hielo, el 20% son aguas subterráneas y sólo un 1% se encuentra en la superficie.  Pero es que, además, de este 1% la mitad se encuentra en lagos, el 38% mezclada con el suelo, el 8% en forma de humedad atmosférica, el 1% en organismos vivos y otro 1% en los ríos. Resumiendo: el agua potable a la que tenemos acceso es un 0.008% del total disponible.  Una buena forma de entender esto es con una imagen: si toda el agua del planeta cupiera en un cubo de 5 litros, el agua dulce disponible no llegaría a llenar una cucharita; de esta cucharita, el ser humano sólo puede aprovechar dos gotas.

Fuentes:

Los datos de este artículo aparecen en el libro Guía de bolsillo para personas inquietas: http://www.intermonoxfam.org/es/informate/productos/libros/ciencias-sociales/guia-de-bolsillo-para-personas-inquietas (http://books.google.es/books?id=a7vZ4P8KlssC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=f)

 

En resumen:

En cantidades absolutas, sin embargo, las cifras son enormes. En la tabla se resumen éstas:


En los océanos y los mares

1 370 000 000

km 3

En la corteza terrestre

60 000 000

"

En los glaciares y nieves perpetuas

29 170 000

"

En los lagos

750 000

"

En la humedad del suelo

65 000

"

En el vapor atmosférico

14 000

"

En los ríos

1 000

"

 


TOTAL

1 460 000 000

km 3

Fuente: (http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen2/ciencia3/102/html/sec_5.html)

No hay que olvidar que 1 KM3 (cúbico) de agua son 1000 millones de metros cúbicos, equivalentes a 1 billón de litros (10¹²).

 

 

®4 Hemos visto como el agua que creíamos conocer y de la que los científicos y químicos describían solo una parte, ahora se revela como algo increíble.

Algo que tiene memoria, que recuerda todo lo que estuvo en contacto con ella, todo lo que la afectó, maltrató o ayudó.

Hasta ahora memoria y capacidad de recordar solo tienen los seres vivos, pero las demostraciones no tienen equívoco y ya nadie puede hacerse como que no lo sabe.

El agua usa esa memoria para recordar todos los acontecimientos que le han tocado vivir, los químicos con los que ha tenido que lidiar, y lo recuerda aunque esos químicos ya no están presentes en ella, algo extraordinario e increíble.

Aunque todo esto es algo nuevo, muchos lo sabían y al decirlo han tenido que soportar la burla y el escarnio de los científicos, los seudo científicos y de mucha gente todo esto por siglos.

La Ayurveda, antiguo sistema medicinal originado en la India, y los médicos HOMEÓPATAS, esos que curan con pequeñas dosis de algún medicamento herbal disuelto en agua a una concentración a veces superior al número de Avogadro de 1023  moléculas por mol, lo que significa que ya no hay nada de ese medicamento disuelto, pero aun cura, pues el agua recuerda y ellos la hacen “viva” con “sucusiones”, sucesivos golpes en del frasco con el medicamento en la palma de la mano, que originan vórtices, origen junto a los fotones, de toda la energía y materia existente.

Para muchos son catalogados de charlatanes, pero en México los hay por todas partes y en Alemania hay 4000 de ellos ejerciendo y sanando.  En todos los países aun los más científicos y avanzados su presencia es notoria y tienen siglos.  Sus medicamentos curan el origen de la enfermedad aunque puedan tardan un poco, pues no son instantáneos.  No han adquirido tanta notoriedad pues curan con gotitas, no con medicinas caras, costosas, que eliminan principalmente los síntomas con graves efectos secundarios, y en gotitas no hay negocio, así que la publicidad acaba con ellos, que hacen medicina complementaria.

El agua puede presentarse pura, filtrada, apta para el consumo humano, sin olores ni sabores, sin químicos, ni microbios, puede incluso ser agua destilada, pero no toda agua no es la que  el cuerpo pide, la que los órganos necesitan, la que las células requieren, tampoco lo es el agua cara de Osmosis inversa, esas embotelladas y en botellitas, que nos venden y nos llevan a la casa, no importa lo que digan.  El agua para el ser humano debe de tener minerales, y no los pocos inorgánicos añadidos a posteriori, sino aquellos que han sido procesados por el reino vegetal y hechos, como le llaman algunos, orgánicos.

Si tomamos cal, el calcio no se va a los huesos, sino que se elimina como basura y si no se puede se forman cálculos renales o se calcifican en las coyunturas del esqueleto, como lo hace en las llaves del lavamanos por ejemplo. 

Hablaremos posteriormente del agua óptima en cuanto a minerales.

Lo nuevo y maravilloso descubierto y en vías de aceptación universal, es que el agua es muchísimo más que lo que aprendimos, con razón nos formamos dentro de un mar privado de agua que fue el líquido amniótico de nuestras madres, que no es agua destilada ni de osmosis, y al nacer nuestra agua interna pesa el 80% de nuestro peso corporal (llamada Agua Cristal), ya de viejos, como olvidamos tomarla en suficiencia, podemos llegar al 65%, y al “desertificar” nuestro organismo, cada vez tenemos más achaques.  Las células envejecen por falta de agua, las matamos de sed, además de que nuestra agua interna, en la que flotan las células y los órganos y forma la sangre y el líquido céfalo-raquídeo, no es el agua pura y MUERTA (desestructurada y carente de energía) como la que recibimos por tuberías o compramos, e incluso tomamos de ríos cada vez más secos y contaminados.    Nuestra agua interna es especial, procesada por el cuerpo del agua que tomamos.

Nadie deberá tomar agua muerta, pues además de no hacernos todo el bien que debiera, nos daña y eventualmente sufrimos las consecuencias.

El agua viva cura, solo ella, sin más nada, va limpiando y quitándoles la sed a las células del cuerpo, eliminando achaques.

El internet está lleno de estos descubrimientos que aquí expreso.  En artículos sucesivos me propongo escribir sobre el agua de la vida, esa que nos han escamoteado y sobre la que ignoramos todo y hoy está saliendo a la luz.

 

 

®5 Hay quienes dicen que el agua no es agua, sino mucho más, queriendo significar que lo que hasta ahora hemos oído de ella y hemos palpado, no son más que los aspectos físico-químicos, pero que en realidad nos falta mucho por conocer y comprender, y lo que no se conoce es quizás más significativo y maravilloso.

Ya he avanzado muchas características del agua, y la primera vez que lo oímos, nos sonreímos y pensamos que ya se soltó otro loco.  Esto es muy notorio cuando alguien nos dice que el agua es casi un “ser”, algo fuera de serie, un elemento que tiene memoria, recuerda las cosas buenas y malas que tiene o estuvieron en ella.  Que tiene capacidad distinta a todo otro elemento de la naturaleza, que se dilata y contrae diferentemente, con lo cual se preserva la vida ante congelamientos de ríos, lagos y mares.

Repito lo que se dice, que el mar cuando tenía 9 gramos de sales por litro (ahora tiene 36), fue nuestro origen, y me refiero a todo ser viviente animal o vegetal.  Por tanto esta cifra de 9 gramos de 84 sales fue copiada, fijada y usada en nuestro liquido interno y lo compartimos con animales terrestres, voladores, marinos y la sabia de los arboles.  Por cierto, nuestra agua interna tiene la característica sutil y distintiva del lugar donde nacimos, y nos dura hasta la muerte, como las huellas digitales.

Actualmente y millones de años después de habitar en la tierra, conservamos este valor en el líquido amniótico donde se desarrolla el feto –como renacuajo- y nos hicimos criaturas, y al nacer ya venimos con un cuerpecito formado un 80% y a veces más de nuestro peso, de la misma agua, la que llevamos cargando orgullosamente o arrastrando penosamente toda la vida, y ya cuando viejos, como nos hemos olvidado de tomar agua en abundancia y buena, total hay coca cola, refrescos, vino, cerveza, ron, whiskey, etc., tenemos tan solo un 65% y también menos, y al someter a las células todas del cuerpo a sed crónica, haciendo de nuestro cuerpo un aspirante a desierto, las vamos envejeciendo, degenerando y matando, y somos atacados por lo que llamamos enfermedades degenerativas y de otras naturaleza, como arrugamientos, osteoporosis, siendo tan fácil no pasar por estos estrados de pena.

Hablo de que debemos de tomar mucha agua, sana, pura y viva, suficiente para vivir con calidad más años hasta que llegue la inevitable muerte, de la que hasta ahora nadie se ha escapado.

Aquí viene la pregunta: ¿Pero qué agua debemos de tomar?

Esto hace surgir una controversia y demasiados intereses.  Veamos: Unos dicen que debemos de tomar agua potable, en lo que todos están de acuerdo.  Se llama POTABLE aquella agua libre de basuras, patógena y química, y en cada país la ley la especifica y marca los niveles aceptados de agentes que se consideran malos.

A esas decisiones se debe mayormente el que la población sea más longeva.  A medidas ambientales y sanitarias adecuadas y mantenida en el tiempo.

El agua podría ser de lluvia, destilada, de osmosis inversa o de ríos, manantiales, pozos y fuentes limpias y potables.

Lo que siempre hemos tomado es agua de lluvia, de ríos o manantiales.  La de osmosis inversa es un “invento” nuevo.  Nuestro cuerpo necesita minerales y por tanto, aunque algunos la defienden, no se debe tomar ni agua destilada ni de osmosis.

El agua, como ya dije, cuando es pura químicamente, esto es, de lluvia de cielo limpio y no contaminado de humos, polvos  y de todo, pues el aire está contaminado con hasta arena del desierto del Sahara, aunque en ínfimas cantidades, esta agua es aislante, no conductora de la electricidad y ávida como loca de sales, por eso se le ha llamado el disolvente universal como ya dije anteriormente.  Cuando no había acueductos confiables se guardaba para su disponibilidad y el consumo de la casa captándola de los techos sucios en tanques de concreto llamados aljibes donde algo se mineralizaba al contacto con esas paredes.

Esa agua cae sobre las líneas eléctricas, los transformadores y no causa chispas ni corto-circuitos.  Mientras que el agua del río, que nos llega por tuberías, es gran conductora de electricidad debido a las sales que ya tienen disuelta, y si nos descuidamos es sinónimo de muerte por electrocución.

El agua de osmosis inversa se obtiene del proceso de vencer la ley de osmosis de la naturaleza, un proceso vital de nuestra vida, funcionamiento y absorción de alimentos, por medio de poderosas bombas, para que en vez de lo que es normal que el agua el líquido menos saturado pase a la más saturado en presencia de una membrana molecular, lo haga al revés, dejando su carga de minerales y tóxicos, etc., en la parte que se desperdicia, que no pasa por la membrana, que puede llegar del 40% al 60%.  Todo un derroche contaminante.

Esto es, se agarra el agua de un pozo o del acueducto, se pasa a gran presión por membranas porosas de osmosis inversa, a través de la cual pasa una parte de agua muy limpia o pura, y todo lo quitado a ésta se queda en el torrente que no pasa por la membrana y que hay que descartar por ser ahora demasiado alto los minerales y contaminantes y no apta para el consumo humano.  No potable según la ley.

El resultado de este proceso es un agua casi destilada, con poquísimas partículas por millón de algunos minerales que si “pasaron”.  Si bebemos esa agua así, al llegar a nuestro estómago comienza a “robarse” los minerales que encuentra a diestra y siniestra de lo que hemos comido o tenemos en nuestro cuerpo, lo que nos empobrece y llena de carencias.  La naturaleza del agua es disolver, limpiar, lavar y nosotros lo sabemos.

Algunos dicen que al comer ingerimos suficientes minerales en nuestros alimentos, que supuestamente deberían de ser balanceados y suficientes.  Sabemos que ambas cosas son excepciones, y además, provenientes de suelos cansados, ya tan contaminados, con tantos agro-tóxicos y pesticidas como le ponen, transgénicos, los alimentos no son como eran antes, cuando era la naturaleza quien mandaba.  Así que esto no es verdad más que en excepciones.  Pero ellos alegan y es cierto que estos alimentos proveen más minerales y vitaminas que los que necesitamos y desechamos una gran parte en nuestro sudor y orines, por lo que un agua ladrona solo nos ayuda.

Los embotelladores lo saben y le agregan minerales en mínimas cantidades y lo pregonan y anuncian como “la mejor agua”, buscando causar menos carencias internas.  Lo mismo hacen con vitaminas, y nosotros somos tan ingenuos e ignorantes que creemos que eso es bueno y que es invento de hombre blanco.  Aun con estas pequeñeces de mineralización agregadas, no imitan ni por mucho a la naturaleza y a nuestros millones de años en ella, sin consumir el agua que se ha apoderado del mercado y muestra salud.

Los manantiales surgen de debajo de la tierra ya mineralizados y antes eran limpios.  Hoy quedan pocos, pues nuestras autoridades permiten que los desperdicios y las heces fecales de toda casa, se deposite directamente en el nivel freático, no como las letrinas de antes, que no usaban agua y había una capa de tierra como filtro natural para que el agua subterránea no se contaminara.  Todo por no tener suficientes plantas de tratamiento de desechos humanos y no legislar al respecto del agua, fuente de vida, con especificaciones aun para sitios aislados.  Hay aguas de manantiales privilegiados que se refutan como las mejores aguas del mundo, carísimas, y no son de osmosis inversa.

Para terminar por hoy quiero recalcar, que nosotros somos bidones de agua andantes, donde el agua va de un 80% a un 60% de nuestro peso.  Sin tomar agua en tres días morimos.

El agua debe contener minerales, pues nuestro cuerpo se basa en electricidad, química y física para sustentar la vida.  Necesitamos electrolitos, esto es agua mineralizada ya que esta es la fuente primaria de la vida.  El agua no debe robarnos lo ya comido, generalmente deficiente.  Cuando nos hospitalizan nos ponen suero, que es agua pura tonificada con sales, pocas de ellas, pero nunca es agua destilada sola o de osmosis inversa, pues no es compatible con nuestro mar interior, nos la aceptaríamos.

Igual que no podemos comer cosas crudas en general, tampoco debemos consumir minerales inorgánicos del reino mineral.  Los minerales que requerimos son ORGÁNICOS, esto es el reino vegetal con primacía y el animal, como micro-organismos y peces, etc., debe primero procesarlos y hacerlos aptos para nuestra alimentación y absorción.

Les pido que vayan viendo esa agua tan común, abundante e insignificante, con ojos y percepción diferentes, como algo extraordinario, con muchas características aun por descubrirse, y como la maltratamos tanto y la contaminamos y acabamos con la foresta y los ríos, cada día esa agua llamada dulce será más escasa, se va al mar a través muchas veces de inundaciones catastróficas por desmontes, y su costo, que hoy es quizás mayor que el de la gasolina, se hará más cara y escasa y sin ella no puede existir vida.  Triste futuro…  Seguiremos.

 

 

®6 El agua es una palabra femenina, pero como muchas otras donde la primera letra es tónica, se dice “el agua” y no “la agua”.  Esto no le quita méritos para que hoy en Dominicana que celebremos el día de la Madres, la celebremos como una verdadera madre universal.

Sin su apoyo no nacemos, no nos desarrollamos, no vivimos.  Sin su ingesta no podemos mantener la vida, y es curioso, si una persona normal tiene el 70% de su peso en forma de agua, y diariamente tomamos por decir un litro de agua, que cuando dejemos de tomar tres días agua, unos 3 o poco más litros, el cuerpo no se suple de esa cantidad de agua que tenemos y morimos.  Es intocable.

No pasa lo mismo con la comida, que consume todas las reservas del cuerpo, incluidos músculos, antes de que desfallezcamos, que puede durar uno o más meses, solo dependiendo de nuestras reservas corporales.

Sin embargo sabemos todos muy bien, que el agua es vida, y hoy nos lo recuerda Juan Bolívar Díaz en su escrito (http://acento.com.do/2016/opinion/8352713-estrategia-nacional-saneamiento/ ) sobre “Estrategia Nacional de Saneamiento” donde nos ofrece estadísticas increíbles de nuestras carencias y de cómo seguimos usando aguas contaminadas y siendo esta madre nutricia, canalizadora de vida, también es canalizadora de muerte, al ser en su papel de madre, también madre de nuestros enemigos por propia decisión nuestra, que también requieren de su presencia para vivir.

Es de viejo sabido como maltratamos el agua, la contaminamos y la estresamos.  La cargamos de todo tipo de patógenos, toxinas, metales, aceites.  Nadie o pocos hablan de que el asfaltado de las calles, cosa moderna, que es en resumen la mezcla de petróleo (aceite) con arena, que al llover se lava hacia ríos, mares y niveles freáticos, en forma de arcoíris flotantes, lluvia tras lluvia, años tras año.  Pero sin meterle sesera, todo pedimos asfaltado de calles, en vez de pedir encementado, que para la vida es muchísimo más inocuo, pues es del medio en que vivimos.

El Dr. Masaru Emoto (https://www.youtube.com/watch?v=7yutLIPeNjQ) nos regaló unas 15,000 o más fotos de cómo se siente y se manifiesta el agua ante la dura vida a que la sometemos, con toda la impiedad y crueldad de la que somos capaces los humanos.  Estas fotos o imágenes nos la presentan como las reales caras de personas, todas distintas pero expresando claramente sus sentimientos y estado de ánimo momentáneo, de cuando estamos contentos, felices, infelices o enojados (como la de los Campos  de concentraciones nazis).  Unas cargadas de energía, felicidad y armonía, y otras muy descarnadas.

Como ya dije en esta serie de artículos, encontrar “sentimientos” en un elemento químico que aun con sus características únicas, que hasta ahora hemos considerado perteneciente solo al Reino Mineral, básicamente con características estáticas, sin vida como hasta ahora la entendemos y menos con sentimientos, recuerdos, “memoria”, es algo inusitado que tiene de cabeza a científicos que no pueden explicar esta y muchas otras manifestaciones, todo inscrito en el campo de las emociones, las energías y los sentimientos, que eran exclusividad de los Reinos Animal y Vegetal.  Que el agua, esa agua milenaria, pacífica, tenaz, humilde pero arrolladora en casos extremos de incomprensión, violación de sus derechos y territorios, sin piedad ni distinción ante la estupidez humana, nos llena de asombro.

Agua que como madre nutricia nos trae a la vida, nos conforma, nos mantiene vivos, que comparte con nuestro ser ese vínculo irrompible, que guarda tantas memorias tristes de nuestros maltratos, quizás por supina ignorancia, es maleable y sabia.

No hay o son muy contados los procesos industriales que pueden realizarse sin agua, que luego de usarla la desechan contaminada y muerta, sin pena ni gloria.

Se dice que cualquier agua por más “muerta” (sucia, contaminada, maltratada, estresada) que esté, siempre conserva un 4% de agua viva intocable como semilla para poder revivir eventualmente.

El agua puede someterse a limpieza física por múltiples filtrados, tratamientos bacteriológicos, etc., se habla de más de 200 procesos, pero para “revivirla”, esto es cargarla de energía positiva, es mucho más simple.  Basta decirle: “Agua gracias” con intención y fe.  El Sr. Emoto encontró que igual que las personas, un agua muerta con palabras dichas, escritas en su recipiente o contenedor, de “amor, gracias, paz, armonía, sanación, etc.” se logra milagrosamente ese objetivo, al igual que el contrario con palabras descalificantes y maldicientes.  Con música suave o pacifica, o con música estridente y bullosa.  Es similar a lo que pasa con las personas, los hijos, los amigos, los trabajadores o en la convivencia social en general cuando los tratamos dignamente, con respeto y cariño a cuando los insultamos y denigramos.

También hay equipos “reestructuradores” de esta agua viva que se han estado haciendo en el hogar o vendiéndose industrialmente, que tratan de imitar como la naturaleza revive el agua en su aspecto energético, emotivo y borra sus memorias, pues si la naturaleza no lo hiciera para enmendar nuestras faltas, ya hace rato nuestra agua, esa que se muda hacia el mar por maltrato secando ríos y cauces, no existiera como fuente y vínculo de vida.

Los grandes ríos se alimentan de arroyuelos.  Noten que estos no discurren rectos, son zigzagueantes en sentido horizontal y vertical.  Esto somete al agua a choques con piedras, obstáculos, creando un flujo turbulento y ahí los científicos Rusos y Alemanes sobre todo, han encontrado toda o parte de la explicación y solución a la rehabilitación natural: los vórtices.

Hoy se habla de que los vórtices y los fotones provenientes de la luz solar, son los creadores de la energía, y ésta de todo lo que existe en la tierra y en el universo.

Hoy se habla de los micro vórtices, mili vórtices, macro vórtices, como la esencia de todo en la vida.  Los movimientos atómicos y estelares todos producen vórtices.

En los ríos ya grandes y casi a nivel del mar, estos se manifiestan en forma de remolinos, que atraen y hunden todo lo que entra dentro de su campo de acción.  También se dan en el mar y la costa del mar Caribe es un vivo ejemplo.

Cuando vaya a una playa observe que la retirase las olas de la playa, deja en la arena unas marcas de doble vórtices.  No se retiran en línea recta.

Claro los hombres en nuestra ignorancia, canalizamos los ríos, los canales de riego, los desagües de cuencas, de forma recta y flujo preferiblemente laminar, sin obstáculos, pues creemos que los “rápidos, las caídas, y lo zigzagueante de su discurrir, son solo accidentes y males de la orografía en la naturaleza.  Siempre nos creemos saber más que ella.

Me entretengo haciendo equipos con información de internet simples y baratos, pues los alemanes y austríacos están fuera de mi alcance económico.

Hoy, día de la madres, felicito a todas la madres nuestras, las que aun viven y las que ya se fueron, y felicito también grandemente, a nuestra gran madre originaria, constante y sanadora: el agua, y pido porque a ambas, la tratemos con dignidad, amor, respeto y consideración en estos tiempos de tanta confusión.

 

 

 ®7 Hemos escrito básicamente del agua para consumo humano.  Hemos dicho que el agua debe ser potable, esto es cumplir con la ley del país donde se viva, que establece la cantidad máxima de minerales, toxinas, patógenos, etc. que debe de contener.  Que para ello se hacen acueductos de fuentes limpias, no contaminadas y cuidadas, que constan de sistemas de filtraje, que se logra con el uso de arena y materiales floculantes, la clorinación, y de tuberías estancas que van bajo tierra y que no deben tener infiltraciones nocivas por deterioro de años o uniones malas o que fallen bajo desplazamientos de los terrenos por lluvias y por mini o mega temblores de tierra.

Esta infiltración luce ser difícil cuando se mantiene siempre una presión positiva dentro de la misma, pero cuando el suministro de agua se interrumpe y las tuberías pierden esa presión interna, lo que antes eran fugas notorias la mayoría de las veces, ahora son infiltraciones por estar soterradas que se introducen en las tuberías y se mezclaran y contaminan al agua potable cuando esta regrese.

Por eso, en países como el nuestro se pide que en cada hogar se vuelva a clorinar o hervir para garantizar su potabilidad.

Hay sitios en los EE.UU en estos momentos que el agua llega contaminada por las industrias cercanas e irresponsables existentes o pasadas, contaminaciones que ni el filtrado, ni el hervido, ni la clorinación le quitan, y han tenido que cerrar esos acueductos pues la gente se está enfermando gravemente, sufre deformaciones, etc. y demandan a la empresa y al municipio, cosa que en nuestro país ni soñarlo.

Como ven se da en todas partes por la irresponsabilidad gubernamental.  En estos casos la osmosis inversa, aun sin estar bien mineralizada, si ayuda mucho a eliminar todos o parte de esos contaminantes tóxicos y lo convierte en un mal menor.

Volviendo al agua de osmosis inversa para tomar, la vez pasada no aclaré lo que alegan los fabricantes: que como comemos minerales en exceso, que el agua nos “robe” parte, no nos daña.

Cuando uno quiere limpiar su casa y botar todo lo innecesario lo hace, pero no es lo mismo que un ladrón se meta y la “limpie” él, pues casi seguro se va a llevar cosas innecesarias y necesarias.  Nuestro cuerpo, al igual que la tierra necesita oligoelementos, esto es sales y elementos en micro gramos, cada vez más escasos en los alimentos.  Si el agua esa se lleva los ingeridos, pues actúa sin conciencia e indiscriminadamente, estamos en problemas.  Todos sabemos que la Glándula Tiroides necesita unos microgramos de yodo y si comemos por ejemplo rábano que lo contiene y al comer vamos tomando de esa agua simultáneamente como es costumbre y además nos recetamos un vaso al final de la comida, con el estomago bien cargado y la digestión comenzando, lo más probable es que ella nos lo robe el yodo y la Tiroides nunca lo reciba, y Ud. sufrirá de esa importantísima glándula y así son todas las demás glándulas que gobiernan nuestro cuerpo y salud..  Es malo tener la costumbre de comer tomando agua, pero lo hacemos en comidas formales o cuando picamos durante todo el día o aun peor, tomamos coca que con su ácido fosfórico limpia inodoros mugrientos, sin contar con le cantidad excesiva de azúcar que contiene y los problemas de obesidad.

El agua estructurada, viva o vitalizada, nada tiene que ver con el tratamiento legal de potabilización del agua.  De esa agua potable que debe suministrarnos todo acueducto.  Los descubrimientos de estas nuevas e increíbles características energéticas del agua, son demasiado nuevas y nadie está preocupado por ello, pues aun no es fácil vincular salud y agua viva, pero en otros sitios como Alemania, Austria, etc. esto está cambiando mucho

Recibí una revista de un gran fabricante de equipos para revitalizar agua, que si bien es fácil como dice el Dr. Masaru Emoto y yo repetí, cuando se hace individualmente para consumo propio o de pocos, pero colectivamente tal como en acueductos, balnearios, piscinas, al igual que industrialmente, es difícil hacerlo sin un equipo que emule la naturaleza.

En donde vivo con mi esposa, un edificio de tres apartamientos, estoy instalando uno en la entrada general del agua, para revitalizarla toda.  Anexo revista Grander, posiblemente el más grande fabricante de estos equipos, para que se entretengan leyendo sobre esto.  Yo quise comprar el más pequeño y me costaba $1700 dólares más los impuestos y demás de México.  El área Euro es demasiado cara para mí.  También creo que lo es para mis lectores.  Los equipos que trato de hacer para mi uso y el de mis hijos y familiares, en PVC, copiados del internet, entiendo que podrían salir por unos $100 dólares o menos.

Seguiremos la semana que viene si Dios lo permite.

 

 

®8 He asistido últimamente a dos conferencia-tertulias con indígenas mexicanos de la raza Náhuatl como ya había comentado.  Se basaron ambas en las costumbres ancestrales de los grupos indígenas sobre todo en relación al agua, para ellos también sinónimo de vida.

Aprendí que hay que observar la naturaleza y transmitir y perfeccionar esos conocimientos de generación en generación, para así tener un mundo estable y ser responsable con lo que han puesto en nuestras manos.

Hoy la ignorancia, la depredación, el querer imponerse y doblegar a la naturaleza como dice Stephen Hawking, nos está conduciendo a pasos agigantados a una crisis del agua y con ella de cosechas y alimentos conducente a grandes hambrunas y muertes masivas y hasta guerras.

La cantidad de agua sobre el planeta sigue siendo la misma, pero la tierra, que una vez fue verde y próspera, se está quedando sin ríos.  Primeramente pequeños arroyuelos de escurrimientos o de manantiales que brotan de la tierra que se van sumando a otros más grandes hasta que llegan a ser verdaderos ríos.  Los que han subido al vallecillo de “Agüita Fría” camino al Pico Duarte, donde nacen de un brote insignificante los ríos Yaque del Norte y del Sur, sabrán mejor de lo que les estoy hablando.

Gran parte de esta crisis se lo debemos al desmonte.  Aprendí que no todos los árboles son iguales ni sirven para lo mismo, y que hay árboles captadores de agua, que sembrados en las alturas, donde nacen los ríos, la toman del roció mañanero, y con todo su eco-sistema, que incluye de abajo para arriba, unos animalitos en el agua en su base como camaroncitos cuya función es mantener los vasos comunicantes del agua a sus raíces como si fuesen vasos capilares abiertos, libres de hojas y suciedad, luego árboles pequeñitos que protegen y anidan a estos animalitos, y después arboles más grandes hasta llegar a los gigantes todos creando el ecosistema y la temperatura y humedad necesarias al desarrollo comunitario.  Nada sirven unos u otros solos, sino que el mundo vegetal ha formado una especie de cooperativa donde todos tienen una labor necesaria y conveniente.  No es lo mismo sembrar cualquier árbol como hasta ahora creía.  Todo tiene una función y un tiempo, como una sinfonía, que por años han establecido una forma de vida en conjunto y armonía.  Los observadores por siglos de estos micros y macros ecosistemas, esos indígenas que saben cómo mantenerse sin dañar el medio que los sustenta, saben cómo crearlos en unos cuantos años para volver a “extraer” el agua de la humedad atmosférica que al cabo es la gran distribuidora y repartidora de la naturaleza en forma de nubes y humedad, y darle salud a los ríos y supliéndoles el agua necesaria con que los conocimos.  No se puede matar la gallina de los huevos de oro y eso hemos hecho.

Nosotros, los profesionales y técnicos, ya ni al cielo miramos ni enseñamos a nuestros hijos a hacerlo.  Ya nada tenemos que buscar ni esperar de allí, pues tenemos celulares, internet, televisión, científicos, reportes del tiempo, supermercados hospitales, transporte, aviones, y tantas otras cosas.  Ya creemos que el universo y nuestro planeta están a nuestro servicio y que los gobiernos, buenos o malos, resolverán todos nuestros problemas, incluidos nuestro maltratos al medio ambiente y hasta ahora a la familia como es la moda.  Se olvidan que vivimos en casa única que nos da todo y si la maltratamos moriremos.

Mientras, los indígenas mexicanos, esos que cuando Hernán Cortes llegó a La Gran Tenochtitlán, hoy Ciudad de México, quedó admirado no solo del tamaño de la metrópolis, sino de los cultivos hidropónicos (chinampas), calles, edificios, templos, organización, salud y demás, sin tantos patógenos desconocidos que acababan con los recién llegados y los enfermaron y mermaron, siguen marginados viviendo en su tierra que han ocupado por millones de años, como parias, con casi sin ninguna ayuda y si con mucha desayuda y trabas a sus costumbres, desarrollo, salud, educación, en lo alto de montañas de tierra pobre, con costumbres antiguas, lenguaje propio (en Mx. se hablan más de 172 lenguas y dialectos) y justicia que podría darnos envidia, por los bajos índices de delitos y la real rehabilitación de los que delinquen.  Esto contrasta con nuestras cárceles que son universidades del mal, el delito y el crimen.  Los españoles que ahora se perfilan como depredadores, más que conquistadores, quemaron los códices y quisieron borrar tanta sabiduría humilde, y sus descendientes blancos, prietos y orgullosos, no han sabido aun hacer una simbiosis desarrollista para un mejor futuro.  En nuestro caso a los indios Caribe los exterminaron a todos y su legado se perdió.

Los 350 mil indígenas que viven en Nuevo León, la mayoría en Monterrey, están ofertando cooperar con los gobiernos de turno para con sus conocimientos en quizás una década tener este estado cada vez más seco, con agua abundante.

Esto contrasta con un gobierno que el la cuenca de Burgos en Nuevo León y otros estados están extrayendo petróleo y gas con el método llamado FRACKING, que el pueblo ha bautizado como fucking, pues dañan el agua freática de un estado seco y con amenazas desértica.  Inglaterra y New York ya lo prohibieron.  Aquí el dinero manda.

En Santo Domingo y tantas otras partes, desmontamos las altas y bajas montañas, rellenamos los pasos de los ríos, ocupamos y construimos en sus riveras de estío sobre todo cuando estos se extienden por muchos años, contaminamos los niveles freáticos al descargar en él lo defecado y todas las demás contaminaciones,  Los ríos son el basurero de personas y empresarios.  Cada día más ríos, ya son solo caminos sinuosos de piedra que algunas veces, cuando llueve mucho, tienen algo de agua por pocos días.  Cada día quedan menos y los que se mantienen cada vez con menos aportes, merman su caudal camino también a la extinción.

Nadie al nacer trae nada ni al morirse se lleva algo.  Los indígenas viven ese lapso que llamamos vida con más sabiduría que nosotros.  Son pobres a nuestro juicio.  Pero sabios en lo ambiental y social.  Nuestros pobres nacionales que son tantos, penosamente son ignorantes, irresponsables y contaminadores del medio ambiente y no piensan ni observan, ni siquiera en sus vidas ni en la de sus hijos.  De los ricos ni hablemos.  Tampoco de los políticos que son en su inmensa mayoría unos irresponsables.  Lo triste es que luego todos se igualan, y junto se entierran a todos incluido sus costumbres, orgullos o necesidades y miseria, y solo perduran los atributos que son legados por prácticas sociales llamadas cultura popular de un país, y en el ADN.

Los animales beben cualquier agua, pues producen vitamina c que mata los gérmenes, nosotros no, y cada día ensuciamos y acabamos más con lo que es vital para nuestra vida.

No pasará mucho tiempo sin que sintamos una sed no satisfecha y tener acceso al agua será como lo es  ahora por la comida, quien no tenga dinero y cada vez más, sufrirá y hasta morirá, ante la indiferencia de quien sí pudo prorrogar la suya.  Ya sabemos que quien no bebe agua en unos tres días no tiene muchas opciones de vida.

Ya estoy por concluir esta serie, esperando que a alguien le haya dado alguna inquietud.  Mientras me entretengo haciendo equipos revitalizadores de agua muerta, sin energía, maltratada, con malas memorias y recuerdos que tanto nos pueden ayudar.

Ya tengo instalado en mi casa tres equipos de éstos, uno general, otro en el fregadero y otro en la ducha.  Les mando unas fotos para que vean en lo que me entretengo.

 

 

 ®9 La semana pasada hablaba de los conocimientos y observaciones de los indígenas Náhuatl, que entiendo no es solo de ellos, sino de todas, o la mayoría de otras tribus.

Nuevo León así como casi todos los estados del norte de México, son semi-desérticos, algo parecido a la ciudad Montecristi, sus alrededores y el sur Dominicano, Azua, Oviedo, y otros.  Puro huizache y cambrón llenos de espinas; chivos y calor intenso por todas partes.  Para proveer a la industria de agua, se recupera el agua usada en alcantarillas sanitarias soterradas, se trata quitándoles basura, excremento, patógenos y algunos químicos y toxinas y se vende y rehúsa.  Pero, a pesar de esta carencia sentida, el agua para uso domestico de presas es constante y fija, el servicio es continuo y con presión, aunque ha habido tiempo de estío en que han disminuido la presión y hasta han reducido el servicio por algunas horas al día.

El Rio San Juan, que de repente se llena de todos sus peces muertos debido a la contaminación que vierte la Refinería de Petróleo de Cadereyta, a unos 20 -30 Km de Monterrey, es el principal contribuyente del agua de la inmensa Presa Cuchillo, de la que la gente citadina y rural toma agua.  Esto viene de años y al gobierno todo le parece bien, nada ve y nada siente, pues como dice el refrán, “Perro no come perro”

Las autoridades, que desde hace más de un siglo han perdido la brújula haciendo de este país uno corrupto a todos los niveles, han contaminado y secado fuentes de agua, o han permitido que otros lo hagan, y cada día la espada de Damocles pende sobre nuestras cabezas  Sin tantita pena este es el panorama actual, de hoy, muy penoso por irresponsables que los gobiernos con tecnología gringa y ambiciones locales, extraigan gas y petróleo de la cuenca de Burgos,  por el método de llamado “Fracking”, dañando nuestros mantos acuíferos y reservas freáticas, que vamos a necesitar desesperadamente en un corto futuro, cuando ya Inglaterra y el Estado de New York prohibieron esa tecnología muy dañina al medio ambiente.  A todos los vecinos nos dañan con esa tecnología que el pueblo llama “fucking”, porque eso es lo que se está logrando y nos están haciendo.  Todo por dinero, que normalmente el pueblo no ve, pues no alcanza más que para ellos.

La semana pasada, día 9 Junio 2016, salió un artículo interesantísimo que relata algo escrito directamente por Colon en su diario, cuando llegó a las Antillas.  Lo publicó el periódico “El País”:

 http://elpais.com/elpais/2016/06/09/ciencia/1465489189_275680.html.

Quien lo haya leído o ahora lo lea comprobará que lo que nos contaban los Indígenas Náhuatl sobre los arboles gigantes y su ecosistema que atrapan el agua de la atmosfera y llenan ríos, fue también observado por el descubridor.  Y que esto se puede reproducir.

La pena es que los Depredadores de estas tierras, para su beneficio mientras mataban a nuestros indígenas, permitieron el desmonte masivo y la exportación de todo tipo de madera por siglos, no solo de oro y plata, sobre todo de la Caoba que está considerada como la mejor del mundo, y hoy estamos cosechando los vientos que sembramos.  Trujillo hizo y permitió lo propio, y desde entonces la presión por depredarnos como a Haití no cesa, sobre todo entre los PLDistas, que son los que tienen la mandurria por el mango y el control de la Secretaria de Medio Ambiente. 

Estamos abocados a no tener agua dulce y a seguir contaminando los últimos pocos que nos quedan.  A no tener ni con que regar las cosechas que al cabo no son tan sensibles como nosotros, no se infectan con patógenos. Pero sin ella no producen y viene la hambruna.

Muchos creerán que lo que digo son sandeces, eso de que no se debe seguir consumiendo el agua desmineralizada y energéticamente muerta que ahora consumimos y pagamos cara, muy cara con vocación a enfermarnos.

Antes de terminar quiero recordarles y mandarles estos enlaces que ojalá se tomen el trabajo de leerlos, pues pueden hacerle demasiado bien.

 

Vilcabamba (Ecuador)

Iglesia en el parque central de Vilcabamba.

El valle de Vilcabamba se extiende a unos cincuenta y dos kilómetros de la ciudad de Loja en el Ecuador. Vilcabamba, con sus ríos de aguas nutridas de magnesio y hierro, es famosa por albergar habitantes de larga vida. Su clima privilegiado, sus noches despejadas y su vegetación exuberante, hacen de este pequeño valle un paraíso perdido y un punto de encuentro para turistas de todo el mundo.

El nombre está compuesto por Vilca que viene del término indígena "willka" [cita requerida], el árbol Anadenanthera colubrina ( como ven lo están depredando, matando la gallina de los huevos de oro)con propiedades alucinógenas que los incas y otros pueblos que han habitado la zona consideraban mágico y sagrado, y de -bamba, que es una modificación de "pampa", terreno descubierto o llanura; por lo tanto, Vilcabamba significa "llanura de huillca". Actualmente, este árbol está casi extinguido a excepción de algunas reservas en la zona.

Una etimología alternativa: vilca procede de "willka", que significa sagrado, ídolo según el.1 Además bamba deriva de "pampa" en quechua. De modo que Vilcabamba denota "Llanura sagrada".

Vilcabamba se ha caracterizado por albergar gente de edades avanzadas, por lo que es conocido como el "Valle de la Longevidad".2…. https://es.wikipedia.org/wiki/Vilcabamba_(Ecuador)

VILCABAMBA (otro enlace): Este enlace complementa al anterior y nos dice como el turismo está dañando todo.  ¿Quién sabe si ya hasta les venden Coca Cola, perros calientes y hamburguesas?

http://www.abc.es/internacional/20150113/abci-vilcabamba-ciudad-longevidad-201501121651.html

 

Hay otro sitio maravilloso, el Valle de Hunza, y su tribu de gente saludable y mujeres bellas y hermosas, sonrientes, que apenas comen proteínas, sino carbohidratos (que no se enteren los médicos), vegetales y semillas secas, preferiblemente sin cocinarlos.  Vean este pueblo y enamórense no solo de ellas sino de su vida simple y del agua que toman, que como dije trato de imitar como tantos en otros países, donde también expresan su malestar por lo que nos están dando, alimentos transgénicos, contaminados de pesticidas y agroquímicos (agrotóxicos), y por tener gobierno que junto a su pueblo, nosotros, es indolente.

La tribu que nunca envejece ni se enferma:

https://www.youtube.com/watch?v=H1hVhqE7YJo#t=74.4066752

 

 

®10 Se llaman bebidas isotónicas, bebidas rehidratantes, aquellas que tiene la capacidad de rehidratación del cuerpo.

“Las soluciones cristaloides son aquellas soluciones que contienen agua, electrolitos y/o azúcares en diferentes proporciones y que pueden ser hipotónicas, hipertónicas o isotónicas respecto al plasma.  Dentro de este grupo las que se emplean habitualmente son las soluciones salinas fisiológicas (ClNa 0.9 %) y de Ringer Lactato que contienen electrolitos en concentración similar al suero sanguíneo y lactato como buffer”).

La solución salina al 0.9 % también es denominada Suero Fisiológico.  Nótese que esto significa 9 gramos de sales por litro…

El cuerpo humano se deshidrata por la pérdida de los minerales básicos para la vida, que deben ingerirse normalmente en las comidas y en las bebidas.  Hay que acordarse que nuestra agua interna, suero, plasma, sangre, etc. igual que todo ser vivo que procede del mar, tiene que tener y mantener una carga mineral de 0.9% (9 gramos por litro).

Estas pérdidas se deben generalmente a no ingestión de las mismas, a diarreas, sudoraciones (deportistas), etc. y como les he venido recalcando, a la toma de aguas no aptas para consumo humano, como el agua de osmosis inversa hoy de consumo masivo.

El coco, del que nosotros como país tropical somos bendecidos con su existencia, y al que cada día se le descubren nuevas e importantes propiedades tanto a su aceite como a su agua, se ha caracterizado siempre porque su agua es emula de la sangre y se puede, con una  cánula sin exponer su agua al aire, inyectarla directamente a las venas.  Algo similar hizo el Sr. René Quintón, francés, haciendo transfusiones durante la primera guerra mundial con el agua de mar purificada y llevada a isotónica, esto es de 36 gr. de sales por litro, llevarla a 9 gramos por litro, lo que es lo mismo que a 0.9%, añadiéndole 3 partes de agua dulce por cada una de mar.  Este señor, al que repitieron otros, hizo hasta un experimento de sacarle toda la sangre a un perro y sustituirla por agua de mar isotónica y al otro día el perro estaba con igual o más energía que antes.

Nuestra agua de Coco es una maravilla desperdiciada.  La FAO obtuvo una patente para envasar dicha agua supuestamente sin dañarle ninguna de sus propiedades, que empiezan a deteriorarse inmediatamente que le da el aire.  Si esto se logra, sin que la industrialización pretenda mejorar la naturaleza y dañar el producto, sería una gran cosa para la toma diaria y para deportistas.

En Monterrey probé algo que decían en el supermercado que era agua de coco pura, y no sabe a la que toda la vida he tomado, que en cada esquina encuentro y en mi casa de Dominicana tengo 6 matas que me regaló Ernestín Vitienes que me dan unos 1800 cocos anuales.

Hay un médico mexicano, del Dr. David Duarte, que ya lo mencionado, que sugiere cual sería el agua perfecta para que tomáramos y añadiéramos un factor importantísimo en nuestra salud.  Vean los siguientes dos enlaces:

 https://sanacionholisticasalamanca.wordpress.com/2015/01/19/dr-david-duarte-medico-cirujano-y-homeopata-aclara-el-mito-del-agua/  y  https://www.youtube.com/watch?v=Qm5nm3KSYE0

 

Espero en esta serie haberles podido orientar entre tantos decires, verdades y mentiras, y que cuando tomen su decisión sobre qué agua tomar y como mantenerla para no dañarla y que no se nos siga acabando, cómo  purificarla y revitalizarla, lo hagan con los mayores conocimientos posibles

Nunca olviden que la vida es un proceso eléctrico, que se trasmite a todo nuestro cuerpo a través del agua mineralizada y los nervios y desencadena una multitud de complejos procesos químicos y físicos, pero que antes de esto, es una idea, un proceso energético.

Un expositor de you tube, el Sr. Tito Figueroa nos pregunta de qué material están hechos los pensamientos y las emociones https://www.youtube.com/watch?v=zcgG88sQQGI .  Aquellos pensamientos, emociones, ideas, que en realidad forman nuestra vida y que se convierten luego en acciones físicas, buenas o malas, en un mundo desconocido donde hablamos de espacio, tiempo, vibraciones, energía, que nos son tan extrañas y aun no entendemos bien.

 

 

®11  Aunque en nuestro cuerpo tenemos todos los patógenos existentes en el mundo, pero sobre todo los del lugar donde vivimos, los cuales normalmente están controlados por el sistema inmunológico, siempre debemos cuidarnos de ingerirlos en cantidades enormes de sitios contaminados, pues un desequilibrio masivo dentro del cuerpo les da ventajas y pueden enfermarnos, cosa que generalmente hacen.

El agua, fuente y canalizadora de vida, los alimentos que ingerimos y el aire que respiramos son quizás las tres fuentes más importantes de contaminación, por lo que debemos estar siempre alerta para evitar enfermarnos y hasta morir a destiempo.

El aire es el diseminador por excelencia.  Su capacidad de sostener cargas, sus brisas y movimientos de distribución, que incluso llevan el agua en forma de humedad o vapor a todas partes, distribuyendo las lluvias a su antojo, todo dependiendo de unos juegos de temperaturas y presiones.

Respiramos aire unas 18 veces por minuto.  Buscamos el oxígeno que es el más necesario e inminente compuesto para la vida, pero junto a este también nos llega todo lo que contiene de basura y patógenos, olores, hedores.   Nosotros le aportamos mayormente ácido carbónico (CO2), pero también millones de patógenos que viven y prosperan en nuestro cuerpo.  Los árboles, encargados de regenerar el oxígeno que respiramos en la atmosfera y fijar el CO2 en su tronco, están siendo destruidos con suprema urgencia.  El sol mata patógenos en la atmosfera.

El agua es la canalizadora de alimentos y vida.  Como hemos visto a través de estos artículos y posiblemente ya sabíamos, podemos llamarla madre nutricia, pues todo lo vivo nace en ella.

El poder controlar los patógenos en el agua que consumimos es esencial para una vida saludable y larga.  Hasta antes que se descubriera y usara el cloro para este fin, que marcó un antes y un después, esta misión era muy difícil y los manantiales jugaban un papel muy importante.  En los EE.UU. proliferaban las aguas embotelladas.  Una de las formas que en ciudades se tenía de potabilización era exponerla al poder bactericida del sol por 24 horas o más, pero también se daba y da el caso de que agua, minerales y sol, es fórmula para generar vida, y se creaban algas o lamas.  Para evitar eso cualquier reservorio de agua se trata de preservarlo de la luz y mantenerlo en total oscuridad.  En caso de no ser posible como en piscinas, se le echan productos que maten todas las esporas.

El cloro es un gas proveniente del cloruro de sodio o sal común (ClNa), y se fija en bajo porcentaje en agua para hacer un agua cloral para el hogar, desinfectar y lavar la ropa.  Basta ponerle unas 4 o 5 gotas de esta agua cloral a cualquier litro de agua que queramos purificar y en 20 minutos esto se logra pues este químico mata toda vida que encuentre y desaparece si el recipiente no está herméticamente cerrado.  Esto es muy conveniente, pues el introducir cloro gaseoso en nuestro cuerpo no solo mata nuestras células si no que en suficiente cantidad también a nosotros.

Se ha descubierto y se usa también el ozono que es una forma molecular transitoria por inestable del oxígeno compuesto de 3 moléculas (O3), y la luz ultravioleta, que tiene la capacidad de producir ozono con el mismo resultado de muerte. 

En estado libre el ozono dura pocos segundos antes de desaparecer.  También podemos producir este gas O3 también se produce por el chisporroteo de cargas eléctricas, así la naturaleza lo produce en tormentas eléctricas de rayos, que purifican la atmosfera y el aire masivamente.  Como vemos solo copiamos a ésta.

Tan pronto se descubrió y usó el cloro para la purificación de nuestras aguas y ambiente, la expectativa de vida dio un salto.  Quizás podamos decir que al cloro debemos el hecho de que más personas podamos llegar a edades antes de excepción.

Esto es grandemente notorio en estas mega-ciudades que ahora tenemos, que por naturaleza son contaminantes.  Millones de personas respirando y contaminando el mismo aire, desechando toxinas, moviéndose juntas como hormigas, viviendo hacinadas en más o menos pequeños espacios, usando equipos contaminantes como vehículos, industrias, cigarrillos, etc..

Todo esto nos aboca a que se regule lo más posible nuestra forma de comportamiento ambiental para no afectarnos nosotros ni a otros.  A eso se le llama Salud Ambiental y Pública.

Limpiar el aire de toda la atmosfera es una tarea muy difícil, casi imposible y menos cuando ni personas ni países se preocupan de ello y el desmonte es colosal (tratado de Kyoto).  Si no dejamos de contaminar eliminando las fuentes más notorias que ocasionan daños a la atmosfera que es la única que tenemos y que si no obtenemos oxigeno en 2 minutos morimos, y antes nos enfermamos de los pulmones, como pasa en ciudades muy contaminadas como Ciudad de México, Tokio, Santiago de Chile, San Paulo, etc. tendremos que usar máscaras, como si fuésemos carros que requerimos filtrar el aire que respiramos.

Ayer Paris prohibió el uso de vehículos de más de 20 años por 5 días a la semana por contaminantes.

Purificar el agua es mucho más fácil y esta serie de artículos ha tratado básicamente sobre esto, tratando también de exponer los nuevos descubrimientos sobre ésta, y dando pautas para que las personas, descuidadas de por sí, mejoran el agua de ingesta y uso cotidiano, para su propio beneficio y el de los suyos, y descarte o mejore aquellas aguas que nos venden como maravillas, que nos mienten sobre sus beneficios y en realidad nos dañan.

La semana pasada les mandé enlaces de "you tube" del Dr. David Duarte, quien da fórmulas razonables para preparar una buena agua para tomar.  Basándome en su sapiencia y experiencia, he preparado la formula siguiente con que termino esta serie de artículos:

 

PARA PREPARAR EL SUERO ORAL ESTRUCTURADO (“VIVO”)

 

Empezar preparando 1 Litro  al día, y tomarlo según tu sed. Tu paladar es el reflejo de lo que necesita tu cuerpo.  El suero debe saberte bien, por eso las cantidades de limón y miel  son al gusto:

 

1.      Un litro de agua potable, puede ser de Lluvia, Destilada o Osmosis Inversa (que vamos a hacer buenas para la salud).

2.      De 1 a 10 limones al gusto, RECIÉN CORTADOS. (alcalinizador ideal del cuerpo)

3.      Miel de abeja  pura al gusto.  (Stevia si eres diabético)

4.      Una cucharadita de bicarbonato de sodio. (alcalinizador del cuerpo)

5.      Una o media cucharadita de sal de mar pura y completa, sin industrializar ni ser alterada. (Debe tener 84 distintas sales en diferentes proporciones, como viene en el mar).  Electrolito perfecto.

6.      BENDECIRLA: enmarcamos al agua con ambas manos y decimos, con intención de amor y gratitud las siguientes palabras:”GRACIAS”, “PAZ”, “AMOR” y “ARMONÍA”.  (Este último paso es muy importante para reestructurar el agua, esto es, hacerla “viva” y devolverle su energía vital y sanadora.  Ver en internet a Masaru Emoto).

7.      También puede magnetizarse y mejora su calidad.

 

Toma la cantidad de este suero que tu cuerpo te pida (aprende a escucharlo) y NO tomes agua sola de ninguna fuente, únicamente el suero (y los jugos, aguas de sabores y tés que tomes a lo largo del día, preferiblemente con una pizca de bicarbonato y sal de mar, a gusto).  Eliminar refrescos embotellados.  Es mejor ponerle el limón al momento de tomarla.

Tendrás un excelente, saludable e hidratante suero oral.  De acción lenta pero segura.

Tu pH interno será alcalino, eliminando y evitando enfermedades.

En pocos días te limpiarás y te acostumbrarás, y ya nada de lo de antes te sabrá bien y tu salud y energía mejorarán grandemente.

Tu salud será mucho mejor si además eliminas de tu dieta leche y lácteos, (excepto Yogurt). Harinas blancas, y azucares”.

 

Todos tenemos una gran responsabilidad con nosotros mismos y con nuestra familia y conciudadanos.  Debemos mejorar nuestras ingestas y conseguir que los envasadores de agua para el consumo humano masivo mineralicen mejor su producto, cosa muy sencilla solo usando sal de mar pura con sus 84 elementos disueltos en ella y una pizca de bicarbonato de sodio para que sea alcalina (básica), y lo nuevo descubierto, escribiéndole en sus etiquetas mensajes de agradecimiento, amor y paz que la estructure.  Aunque esto parezca estúpido.

Según la Revista Grander que compartí con ustedes, e investigaciones de la Academia Rusa de Ciencias, el agua estructurada o viva muestra notables características evitando depósitos de sarro en tuberías, torres de enfriamiento y procesos industriales, y limpiando lentamente las incrustaciones viejas.

Mejora la resistencia del concreto en aproximadamente un 20% o economiza ese porcentaje de cemento para el mismo resultado anterior de resistencia, haciendo su masa más maleable.  Quita esa sensación maligna de cloro en la piel y los ojos en las piscinas, al reducir a veces hasta en un 75% los químicos usados, economizando dinero, además de confinar poblaciones y eliminar patógenos.

Hace que el pan dure fresco varios días más y sea más fácil de amasar.

Que las frutas y verduras no se pudran tan rápido.  Que los plantíos regados con esta agua sean de mucha mejor calidad, sabor y más duraderos y tomen menos tiempo en su ciclo productivo.  Todo esto y más que a diario se descubre, son muy hechos comprobables muy importantes, aunque la salud sigua siendo lo más importante.

 

Monterrey, Méx.*luarthur@gmail.com*www.luis.arthur.net*www.luisharthur.blogspot.com *3/VII/2016

 

FIN.


OTRO ARTÍCULO ANTERIOR SOBRE EL AGUA DE MAR

 

Sin Temor… Ni Favor…

 

Medicina Complementaria, ley y agua de mar

 Luis H. Arthur S.

Solo Nicaragua y Cuba se han dado cuenta que para ayudar a su pueblo tienen que ver la medicina y la salud como un pastel muy grande y que el permitir que el dinero, el poder y el contubernio hayan logrado que exista un monopolio real donde solo una parte del saber humano se haya impuesto, sin demostrar tener la capacidad de resolver todos o la mayoría de los problemas, y hasta lográndolo siendo solo una pequeña tajada, ocultando limitaciones y desconocimientos, que cada día desayudan más y se convierten en males tan graves o peores que los que dicen combatir.

Nicaragua, el pais del gran Ruben Darío, en una medida inédita en Octubre del 2011 creo la “Ley 774 de Medicina Natural, Terapias Complementarias y Productos Naturales” (https://www.youtube.com/watch?v=4BsYaD8l6vw ), siendo el primer pais a nivel mundial que reconoce que nadie es único dueño del conocimiento, de la vida y la salud, y que la vida llegó hasta aquí gracias a algunas de estas Terapias ahora legales, que tienen si acaso no poquitos cientos de años, sino millones con un conocimiento empírico de la naturaleza y sus leyes, que se va perdiendo ante prohibiciones y haciendonos más pobres, sin saber que nos deparará el futuro y de qué tendremos que echar mano. 

Es injusto que la cultura milenaria de la humanidad sea mutilada por centros de poderes, donde la salud se convierte en negocio y la efectividad se retrata en estadìsticas que aun maquilladas exponen realidades.

Cuba hace unos meses arpobó una ley similar, aunque desde hace años, dada su falta de dinero y espiritu desarrollista, venían trabajando muy seriamente en ellas.  Luce que la Nicaraguence es más amplia.

Las cúpulas dominicanas han estado muy ocupadas en sus afanes monetarios y de poder personal y partidario, para que estas nimiedades les quiten el sueño.

Acabo de ponerles un enlace arriba para que vean y oigan sobre esta ley y un pastel de salud mucho más amplio con la posibilidad de que los pueblos pobres dejen de morirse y ser explotados con medicamentos caros, peligrosos, inefectivos, con reacciones a veces peores que la misma enfermedad que tratan de controlar, raramente curar. 

Verán lo que pasa en Haití, Africa y quien dice que no, en las zonas pobres de nuestro pais, que comen galletas de lodo.  Mezcla de lodo, agua, aceite si se consigue, secadas y masticadas para llenar un estomago hambriento que no espera, con minerales, microbios y parásitos, que les hacen parecer gordos, y que se los comen por dentro, cuando están rodeados de mar, que tiene el agua más pura y desinfectada que existe, llena con los 121 minerales de la tabla periódica, con 8.4 pH, con los codigos de nuestra creación hace quizas unos 5,000 millones de años, que no daña sino cura y alimenta.  Los peces se nutren del mar y no tienen enfermedades y menos cancer.

El agua de mar tiene unos 32 gramos de sales y minerales por litro.  Los fluidos de nuestro cuerpo unos 9-10 gramos por litro.   Todo microbio o desperdicio humano que cae al mar, son destruidos casi instantaneamente por algo que se llama presión osmosítica, que los seca y mata con cerca de 40 atmosferas de presión.  Si no fuera así los mares, nuestras letrinas por siglos, serían una inmensa olla de microbios y patógenos.

No es cierto que el tomar agua de mar tape los riñores, ni que esta contaminada, ni que es dañina.  Nos bañamos y tragamos de ella, nos limpia los ojos, la nariz y la piel.    Solo debemos filtrarla como el agua de rio para eliminar arena y basura, que tampoco hacen daño.

Casi vivimos de vender sol y mar al turismo extranjero, no acostumbrado a nuestros patógenos.  Bañistas usan la cloaca de Güibia sin enfermar y el rio Isabela en su desembocadura es la gran piscina de los pobres.

En el aire que respiramos 18 veces por minuto, en cada aspiración entran a nuestros pulmones más de 90 millones de microbios, y aun seguimos vivos sin medicamentos.  No se dejen confundir, lean y razonen.

 

Monterrey, Méx.* luis@arthur.net * www.luis.arthur.net * www.luisharthur.blogspot.com *21/II/2016